otono-japon

Comienza el otoño y nuestro cuerpo comenzará a sufrir cambios para adecuarse a la nueva estación que nos brinda la naturaleza.

Según la Medicina tradicional China, es momento de aumentar nuestras defensas y despojarnos de todos los residuos y toxinas que hemos acumulado durante el verano, para quedarnos con los nutrientes importantes y mejorar nuestro Wei Ki o Energía defensiva.

Es por ello, que el órgano y víscera al que le pondremos mayor atención es el Pulmón y el Intestino Grueso.

Renovación

Con el otoño, una época de renovación comienza a surgir, y con ello la caída del cabello como la de las hojas en los árboles. También brotan las lesiones de la piel, como eccemas, dermatitis, soriasis, …etc. Usaremos complementos naturales para mejorar este tipo de afecciones, como las cápsulas de Piel-Pelo-Uña de Nahrin. Así como ampollas especiales para regenerar el cuero cabelludo, aconsejo las Takusan de Utsukusy. Para la piel, mantener una buena hidratación diaria y usar jabones naturales o que no alteren mucho el Ph de la piel, en este caso los que contienen extracto de Neem y Própolis son los mejores. O los geles japoneses de Sakura o cerezo en flor y Camelia.

Otras agresiones que aparecen en este tiempo, dan como resultado trastornos desde la nariz hasta los pulmones, incluyendo la garganta. Es por ello que debemos aumentar el consumo de alimentos picantes que brinden un calor interno para protegernos de los síndromes por viento frío típicos de este cambio, ya que pasamos de temperaturas muy cálidas a muy frescas en cuestión de horas. Éstos alimentos son: sopas calientes, infusiones, jengibre, pimienta, canela, así como las legumbres.

Para aumentar nuestras defensas se deberá tomar Sirope de equinácea de Nahrin y se puede acompañar de Sirope de Pino de Nahrin en caso de que haya lesiones respiratorias crónicas o resfriados y gripes.

Depuración

Y por último, saber que es época de limpiar nuestro cuerpo mediante complementos depurativos, es muy recomendable la alcachofera, el grosellero, el rábano negro o el ajo.

Existen comprimidos naturales y preparados muy ricos que resultarán más facil y cómodos para tomar.

Como alimentos para nuestro Intestino Grueso, recomendamos alimentos integrales, cereales y sobre todo cebada, así como verduras verdes y amargas sin olvidar las frutas (uvas, manzanas, peras, piña…).

La parte emocional

Por otro lado, no debemos olvidar la parte emocional que se despierta en este momento tan particular del año, ya que nos embarga un sentimiento de melancolía y tristeza que pueden condicionar hasta a la hora de dormir o alimentarnos, tanto por exceso como por defecto.

El pulmón se desahoga a través de la lágrima y es un momento de duelo interior el que florece en nuestro ser, or ello se recomienda realiza r respiraciones profundas para oxigenar las células de todo nuestro cuerpo y hacer ejercicio, sobre todo yoga, pilates y meditación.

De esta forma, calmamos la mente y la intentamos llevar a un equilibrio profundo.

Hay que intentar eliminar desapegos que nos encadenan y terminar aquellos proyectos que empezamos antes del otoño, puesto que es momento de recoger los frutos de cosechas pasadas.

«Más vale una cosecha de prevención que un Kilo de curación.» Benjamin Franklin

 

Resumen

Órgano: Pulmón

Víscera: Intestino Grueso

Elemento: Metal

Función: Limpiar

Tejido: Piel

Órgano Sensorial: Nariz y Olfato

Horario: de 3-5 de la madrugada

 

WhatsApp