Recomendaciones para el Invierno según la Medicina Tradicional China

Publicado por Centro Kyushu en Artículos, Curiosidades el 26 de diciembre de 2019

invierno_china

El invierno comienza en el Solsticio del 21 de Diciembre, es la etapa más Yin o fría del año donde debemos mantener nuestro cuerpo bien protegido y caliente, sobre todo la zona lumbar y los pies.

Según la Medicina Tradicional China (MTC), el invierno es una etapa de conservación y recogimiento, al igual que los animales se refugian en sus cuevas. La energía debemos de conservarla para que pueda expandirse en primavera, por lo tanto es de vital importancia no tener excesos de trabajo, alimentación no saludable o poco sueño. De esta forma, nuestro agotamiento físico y mental se verá perjudicado y con ello la enfermedad aparecerá.

Evitar el frío

Es una época donde despierta el Riñón (Zo Shaoyin), simbolizado por esta medicina con el elemento agua. Su viscera o Fu la Vejiga, importante evitar también los cuadros de frío para prevenir infecciones.

Su estado emocional es el miedo y su color es el negro.

En el Riñón derecho albergamos el Jing (energía esencial) y la energía Yin y en el izquierdo se encuentra nuestra energía Yang y el Fuego de Mingmen, muy importante para todas las funciones que requieren de calor para su movimiento y transformación.

Por eso, es de vital importancia tener la zona lumbar muy cuidada y caliente, podemos usar sacos de semilla o manta eléctrica a diario para calentar de forma extraordinaria los riñones. En la clínica, solemos usar en esta época del año la técnica de Moxibustión (a través de la quema de la planta de artemisa) para mejorar la vitalidad y los dolores de nuestros pacientes provocados por el frío.

La alimentación durante el invierno

La alimentación siempre es importante, pero como antes he mencionado, es un momento de conservación y por lo tanto los alimentos nos van a aportar ese qi nutritivo para mantenernos sanos y fuertes durante la estación.

Los alimentos que se recomiendan para el qi de Riñón son todos aquellos que se encuentran en el mar, como pescado, mariscos y algas. También aquellos cuyo sabor es salado, no es añadir sal a los alimentos, sino aquellos que tienen esa condición de forma natural como los anteriormente mencionados o los huesos en los caldos y la salsa de soja  por ejemplo.

También nutren el riñón aquellos de color negro, azulados o morados como el Azuki, las berenjenas, lombarda o remolacha.

Las temperaturas de los alimentos son muy importantes, sobre todo en invierno. Debemos eliminar todos los alimentos fríos y crudos y comer alimentos de naturaleza picante, para calentar como la canela, el jengibre y la mostaza. También cocinaremos todos los alimentos sobre todo aquellos de cocción lenta, como los caldos y los guisos.

Las infusiones son excelentes y también se aconseja que el agua que bebamos a lo largo del día sea entibiada y no fría del grifo o la nevera.

invierno-mtc

En el plano emocional

En el Huang Di Nei jing (Canon del Emperador Amarillo), según el Su Wen:

“Cuando uno es sosegado, alegre y desprendido la energía genuina le acompañará; cuando uno concentra su esencia vital y su espíritu en su interior y se mantiene vigilante, la enfermedad no puede alcanzarle”.

En el plano emocional y espiritual, debemos ser precavidos y no tener miedo o temores frente a la vida, puesto  que disminuirá nuestra voluntad y energía vital e interior.

Estas emociones, en la mayoría de las veces, son inventadas por nosotros, puesto que adelantamos acontecimientos sin que estos hayan sucedido de forma trágica o dramática. Por ello es importante mantenerse en el momento presente, evitando esas alarmas o alertas inexistentes que sólo pueden terminar en experiencias desagradables y enfermedad.

Se recomienda las meditaciones y oraciones, por ser una época de introspección e interiorización. Así como en el plano físico debemos acompañar al cuerpo con actividades como el Yoga, Tai Chi o Chi Kung.

“En Invierno se recomienda acostarse temprano y levantarse tarde”

Otro de los consejos es descansar y dormir bien y profundo, no podemos llevar a excesos esta época del año. Importante repararse después de finalizar cada día. Si no se puede dormir bien, se recomienda poner los pies en un barreño con agua muy caliente y sal, para neutralizar el meridiano de riñón. Y sacar los pies una vez comience a perder calor el agua. De esta forma el Yang que se encuentra en la parte alta de nuestro cuerpo descenderá hacia los pies y provocará un estado de bienestar y relajación para que induzca el sueño.

Termino este post con una cita del Huan Di Neijing:

“Por ello el hombre sagrado no efectúa el tratamiento cuando la enfermedad  ya está formada, sino que la previene; no trata el desorden, sino que lo evita. Tratar a un paciente cuando ya está enfermo es como remediar un desorden en un país cuando ya está creado.

Las dos cosas son como cavar un pozo cuando se tiene sed, o fabricar armas cuando se está en plena batalla. ¿No es demasiado tarde?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BIENVENIDOS

Actualidad de Centro Kyushu, novedades en nuestros tratamientos y curiosidades sobre
cultura japonesa.

SUSCRÍBETE

CATEGORÍAS

  • Categorías
  • HISTÓRICO