El poder curativo del calor

La Moxibustión es un modo de tratar y sanar a través del calor. Para aplicar este calor de un modo seguro y localizado se utilizan moxas fabricadas con artemisa prensada. Esta técnica es menos conocida que la acupuntura pero muy utilizada en la práctica clínica.

Como dicen los maestros chinos, “un centro de acupuntura que no huele a Moxa no es un centro de acupuntura”.

Moxas Medicina Tradicional China

Hace ya siglos que occidente incorporó el poder curativo del calor a su medicina. En China la aplicación de calor localizado en distintas zonas del cuerpo es una práctica milenaria. De hecho existen textos que apuntan a que la moxibustión podría haber sido la impulsora del estudio de los meridianos del cuerpo.

Para generar ese calor se utilizan moxas fabricadas a base de artemisa, una planta medicinal que proporciona una combustión lenta y controlada, lo que implica una temperatura segura para el paciente.

moxa aguja acupuntura

Esta práctica unida a la acupuntura hace que los tratamientos sean mucho más completos y eficaces. Para el paciente, este calor suele resultar muy agradable en la terapia y cuidamos de la piel, protegiendo mucho las zonas para evitar cualquier molestia.

En cuanto al humo y al olor de la moxa, a determinadas personas no les resulta agradable. Nuestro centro cuenta con un sistema de extracción y renovación de aire para minimizar este aspecto.

WhatsApp